Home » » CATORCE MESES DE GOBIERNO SIN SEÑALES DE GOBIERNO

CATORCE MESES DE GOBIERNO SIN SEÑALES DE GOBIERNO

EDITORIAL
                                                MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

     A mediados del año anterior la calle había ganado una frase que circuló por meses. Era la pregunta  de todos: Caleuche, cuándo empieza a gobernar?

   Cada vez más las encrucijadas parecieran ceñirse en los andariveles del gobierno municipal que  todo este tiempo ha dedicado con puntualidad al cumplimento salarial como única gestión. Quizás escondiendo las verdaderas razones que deberían legitimarlas en el plano político para dejar de sostener su crítica al pasado inmediato del otro gobierno dedicado también a cumplir mensualmente con los sueldos de los trabajadores municipales, entre otras obras. Lejos están los proyectos prometidos en la plataforma electoral luego de catorce meses de gestión. Son las realidades incumplidas que desnudan la cruda e inapelable gestión de un gobierno sin acción ni reacción. 

   Las contingencias en Hacienda  por partidas que no llegan a las arcas municipales y sin una tarifaria que otorgue definiciones a la contribución, son objetos de las penurias al desequilibrado planeamiento de obras públicas. Obras necesarias que la sociedad en general demanda con urgencia la intervención de la municipalidad. Calles de asfalto poceadas y ciento de pozos en calles de tierras son la triste verdad, por citar las de mayor clamor sin dejar pasar el irregular servicio de recolección de residuos.
   Sin embargo, como conservando un estilo oriental poco convincente el intendente se distrae mansamente en el letargo de discursos que suenan para él y su entorno y la gente que no entiende qué quiere decir a esta altura donde los reclamos por doquier superaron la lista de la tolerancia y la espera después de un año. De paso, mal no le vendría otear lo que causan sus expresiones luego de que los medios la publican.
   Aun así, el intendente escondería otras razones ligadas a los lazos de compromisos asumidos con sectores asambleístas que quizás copta su posibilidad de decidir como autoridad mayor del pueblo. En definitiva, la misión de reconstruir el estado fueron sus propios dichos y la de sus funcionarios. Con todo, obtener claridad para gobernar luego de una complicidad con la administración municipal siendo representante gremial tiene un alto costo que repercute directamente en sus empleados, y en la población que espera que se haga algo al menos.
   En política es incierto cuantificar los costos que pueden pagarse cuando no se dimensionan los errores cometidos. Sin embargo así, con una realidad sin acción difícilmente puedan saberse, al menos, que son los errores.
  Las recientes mudanzas de turismo y cultura le otorgan un grado de inestabilidad  que dependen de decisiones personales los futuros cambios para evitar otros alejamientos en ciernes en la planta funcionaria. Puede ser un acierto el nombramiento de una empleada, de experiencia y conocimientos técnicos que la eximen para comandar una secretaría de estado como lo es el área de  turismo, pero se trata de política a la hora de las intervenciones y las negociaciones con los sectores.  
   A todo esto se le suma el enroque de pedidos de juicios políticos en el concejo deliberante. Un análisis que requiere, además una mirada a fondo de la Carta Orgánica Municipal, del compromiso ciudadano y  político y partidario para saber de qué trata cuando se habla de juicio político. Algo insólito el reciente presentado por una profesional representante de los asambleístas que involucra a tres concejales  como una forma de discriminación cuando, en realidad extraño, porque debería ser al conjunto de concejales para hacerlo más increíble y risueño.
  El Bolsón tiene una única experiencia en materia de juicio político que produjo la destitución de un intendente. El tiempo, juez inapelable, permitió entender que sirvió para las rivalidades partidarias la  revocatoria de mandato a la figura pública elegida por la mayoría. La justicia llegó tarde como siempre con sus resoluciones para decir que el hombre no era malo. Pero durante el ejercicio de la destitución el pueblo sufrió la inacción del gobierno. Hubo después  una decena de intendentes en pocos meses. Un atraso en el tiempo del cual El Bolsón no se pudo recuperar, aún con diez años de un mismo gobierno. Y como en la vida las historias se repiten estamos  en un tiempo donde todo lo que pueda ocurrir ya ocurrió. (AM/Limite42)

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video

XIII FESTIVAL JAZZ INTERNACIONAL

XIII FESTIVAL JAZZ INTERNACIONAL
EL PRIMER MÉDICO PERMANENTE DE LA ZONA DE EL MANSO
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->