Home » » ACTUALIDAD/VIA FACEBOOK DIABÉTICOS LE RESPONDEN A CRISTINA

ACTUALIDAD/VIA FACEBOOK DIABÉTICOS LE RESPONDEN A CRISTINA

GONZALO, ALEJANDRO Y LA ENORME REPERCUSIÓN DE SUS CARTAS ABIERTAS

La costumbre de brindar sus discursos sin leer apuntes —salvo cuando se trata de puntuales cifras del Indec— tuvo recientemente su peor resultado. “La diabetes es una enfermedad de gente con alto poder adquisitivo”, dijo la Presidenta este martes en el Salón de Mujeres Argentinas, durante el lanzamiento del Plan Argentina Innovadora 2020, ante la impávida mirada de millones de afectados por la enfermedad que cobran jubilación mínima y la absorta atención de médicos calificados. 
Así surge una de las tantas historias de diabéticos que el martes por la tarde no podían creer lo que escuchaban por parte de la más alta figura del Poder Ejecutivo.
Gonzalo Vázquez tiene 21 años y padece diabetes desde los 6. En su perfil de Facebook escribió una dura y certera carta abierta a la Presidenta por sus últimos dichos, opacados por la noticia del Papa argentino, pero no olvidados por quienes tienen que vivir día a día acompañados por esa enfermedad.
A continuación, la carta de Gonzalo.
“Señora Presidenta de la Nación:
Estoy dolido, muy dolido. Debo admitir que la consideraba ignorante desde cuando dijo que ‘los profesores no deberían quejarse porque tienen muchas vacaciones’, pero jamás la creí tan insolente como para emitir el comentario que emitió acerca de la diabetes. Y sí, yo tengo diabetes.
Me llamo Gonzalo, nací el 06/08/92 y, por si acaso, una foto mía acompaña estas palabras. Dígame, señora Presidenta, ¿dónde ve mis kilos de más? Esta enfermedad me acompaña desde que tengo 6 años, y gracias a Dios me la descubrieron justo antes de que otro desmayo por hipoglucemia acabara con mi vida.
Le cuento también, señora Presidenta, que no soy para nada sedentario, porque hago deportes todas las semanas y camino alrededor de 40 cuadras todos los días. Y si no me atrevo a caminar más, es por culpa del monstruo que tiene a su lado, pero que parece no ver, y que cada día crece más: la inseguridad. Esa inseguridad que está latente, que podemos observar y sentir; esa misma que nos puede matar.
Señora Presidenta, quiero que sepa que no poseo un nivel adquisitivo alto. Mis padres trabajan, trabajan para poder darle a sus hijos las herramientas que los ayuden a forjar un buen futuro dentro del bélico escenario que nos tiene como protagonistas; escenario que, sin lugar a dudas, usted fomenta y expande con cada una de sus declaraciones.
Hace 4 años, a causa de la diabetes, me agarró una convulsión que me tuvo en coma casi un día entero. ¿Y sabe qué? Creo que ni nadie, ni usted puede generalizar como ha generalizado en torno a la gente que tiene diabetes. Terminé el colegio, estoy a 5 materias de recibirme de periodista y estudio en la Universidad Nacional de La Matanza, ¿recuerda ese nombre?
¡Y ojalá tuviera un alto poder adquisitivo!... O, tal vez no. Prefiero seguir así como estoy, porque prefiero que el dinero y la codicia no me enferme el alma como se la ha enfermado a usted. ¿Y sabe algo, señora Presidenta? Tengo una enfermedad, es verdad. Tengo diabetes, también es verdad. Contraje esta enfermedad por causas del destino, tal vez; no fumo, no bebo alcohol, hago deportes y no tengo sobrepeso. Y, lo más importante del mundo, es que soy feliz.
¿Me molestó su comentario? Sí, mucho. ¿Me molestó porque nunca nadie había hablado de mi enfermedad hasta el momento? No, para nada. Señora Presidenta, me molestó su comentario porque se olvida que tiene un hijo obeso, gente que muere todos los días de forma violenta y un país que, día a día, se encuentra más dividido.”

La repercusión de la publicación, que solo fue dada a conocer a través de su perfil personal en Facebook, a las pocas horas de ser posteada logró alrededor de 80.000 compartidos, casi 50.000 Me gusta y 5.000 comentarios, entre ellos, de personas molestas, al igual que Gonzalo, pero por sobre todo, dolidas.
Igualmente es la historia de Alejandro Fuentes, quien aprovechó la red social para contar la historia de diabetes que sufre su padre, Miguel Ángel Fuentes. El malestar y enfado dicen todo, pero una vez más: dolor.

“Subo esta foto con todo el dolor en mi corazón, con lágrimas en mis ojos mientras escribo estas líneas y sabiendo que quizás algunos me digan que estoy equivocado al hacerlo, pero como en estos momentos estoy absolutamente indignado, y muy caliente por las palabras de nuestra Impresentable Presidenta de la Nación, lo hago igual.
Mi viejo, Miguel Ángel Fuentes, 22/09/1941, es un jubilado que cobra la mínima, que vive en una casa la cual yo pude facilitarles porque no podían alquilar más, él vive junto a mi mamá, también jubilada con la mínima.
Mi viejo desde hace 7 años cada domingo se iba (con calor o frió) a vender pastelitos caseros a la feria para poder hacer un mango más que les permitiera vivir dignamente, pastelitos que ellos mismos hacían desde cero durante toda la semana.
Mi viejo es diabético, mi viejo no es obeso, no es sedentario obviamente, y tampoco es de clase alta acomodada.
El 22/09/2012, mientras mi compadre y yo repartíamos los CD’s de Raiquen por Capital, me suena el teléfono, era mi vieja diciéndome que papá se sentía mal, que lo llevaban al médico, (Clínica Privada Ranelagh por PAMI) donde lo atiende un médico de guardia colombiano de apellido Gómez. Lo manda a mi casa tras medirle la diabetes y constatar que la tenía alta.
Esa misma noche tuve que llevarlo nuevamente porque estaba peor, lo atiende el mismo medico y decide internarlo, (como era fin de semana largo ‘uno de tantos’ no había camas disponibles) lo ‘tiran’ literalmente en una cama de la guardia en la cual lo dejan 3 días suministrándole solo insulina para bajarle la diabetes, sin este médico chequear jamás la placa de tórax que le habían hecho, la cual mostraba que mi papá tenía "neumonía bilateral", y era es infección la que le subía la diabetes a niveles de más de 500.
Estos tres días de abandono provocaron 2 meses de internación, una escara en la espalda imposible de curar, destrucción total de la flora intestinal causa de los antibióticos, una cándida en la garganta que le impedía comer, una operación sonde le pusieron un drenaje al Pulmón para que largara todo el pus que había en la bolsa pulmonar, pero lo peor fue que esos tres primeros días de desatención y los picos de diabetes, transformaron a un hombre trabajador (término desconocido por los aduladores de este proceso) en un viejito, lisiado, postrado en una cama, con un drenaje urinario constante, pañales, y Alzheimer y demencia senil.
Sra. Presidenta, sepa usted que sus declaraciones de ayer, respecto de los enfermos diabetos, no solo demuestran que usted es una ignorante, sino que también fomenta el odio y genera una sensación de que usted y su grupo de monos aplaudidores, se están cagando de risa de todos nosotros, los ciudadanos argentinos.
Le deseo a usted el triple de lo que usted nos da.
Y me consuela saber que usted tiene un hijo de ‘clase alta acomodada y obeso’.”

La publicación de Alejandro fue compartida más de 106.000 veces a través de Facebook.
Las repercusiones no solo demuestran acompañamiento por quienes deciden llevar estas historias a su muro, sino la gran necesidad de dar a conocer relatos que no forman ni formarán parte del enorme aparato de medios estatales para hacerse conocidas, pero que definitivamente deben ver la luz.

Mónica Filippi
http://periodicotribuna.com.ar

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video

“LA PRIMAVERA DE LA SOBERANÍA”. OTRA MOVILIZACIÓN EN LAGO ESCONDIDO

EN MARZO PASADO EXPEDICIONARIOS DE FIPCA FUERON RESCATADOS DE UNA TORMENTA  DE FRÍO Y LLUVIA  El pasado sábado 9 en instalaciones del I...

LEONES EN EL BOLSÓN
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->