Home » » OPINIÓN AL LÍMITE: LA SOJA, EL GRAN NEGOCIO GLOBAL

OPINIÓN AL LÍMITE: LA SOJA, EL GRAN NEGOCIO GLOBAL


Editorial

UN FONDO SOJERO MANCHADO CON SANGRE


Repartir las migas de un gran negocio global sobre una población que no cuestione nada y  buscarle sentido social a un Programa,…mientras se destruye el perfil productivo histórico de Argentina: eso es el Fondo Sojero.


Con mucha tristeza  pienso que recibir aportes del Fondo Sojero en las provincias y municipios, es casi lo mismo, que darle la bienvenida a donaciones provenientes  del narcotráfico. Ambas actividades -legal o ilegal- , están manchadas de sangre y de historias negativas para la sociedad.
La soja es un monocultivo destructivo, transgénicos de laboratorios que han generado con pesticidas y un reciclado del agente naranja, una infinidad de malformaciones en los habitantes y niños del campo. Cáncer de todo tipo, a raíz de las reiteradas fumigaciones  con agroquímicos, muerte y en el mejor de los casos éxodos rurales.
La destrucción del bosque nativo para ganar terreno con este mono-cultivo se puede apreciar en las provincias del norte argentino. Por estas horas la inundación que baja por el Párana desde Brasil y que destruye toda la Mesopotamia Argentina se debe únicamente al cultivo de la Soja, a las infinitas represas y el desmonte. Ya se registraron una docena de víctimas fatales. Los gobiernos de Dilma y Cristina son culpables de esto, ambas administraciones actúan como gerentes de este “Modelo Sojero Mundial”.
La renta que genera esta actividad, que buena parte del pueblo argentino no condena quizás por ignorancia o comodidad, se reparte en las provincias y municipios tapándolo todo con plata del “Fondo Sojero”. Se recibe este aporte con total naturalidad. Fondo sojero que pisotea nuestra soberanía. Producción nacional que responde a cubrir las necesidades alimenticias de los chanchos de la China y otros alimentos balanceados basura que hoy atienden las demandas del feedlot. ¿Este es el modelo de país que queremos, convertirnos en abastecedores de comida para cerdos, con tal de generar divisas que después serán dilapidadas por diferentes administraciones públicas?.
Todo se justifica, hay que hacer lo que hay que hacer. Todo, forma parte de una política nacional recaudatoria y confiscatoria: Este es el “progreso” que propone un gobierno Nacional y Popular. Aliado a las corporaciones sojeras, a Monsanto y a toda la biotecnología que estos necesitan para concretar sus negocios (Ley de semillas; planes de estudios en Universidades; perfil de profesionales obedientes en el INTA y criminalización de la protesta social).
Recordemos que el Fondo “Sojero” fue creado en marzo del 2009 por el Decreto Nº 206 del Poder Ejecutivo Nacional con la finalidad de financiar, en Provincias y Municipios, obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales, “con expresa prohibición de utilizar las sumas que lo compongan para el financiamiento de gastos corrientes” (Ej: Pagar sueldos).Nada de esto se cumple. En síntesis: los mismos que te generan el cáncer, después te construyen un hospital…vaya paradoja.
Agarrados de las patas.
Pueblos enteros subsidiados que regalan su dignidad y autonomía por unos pocos pesos, buscan hacerse de efectivo, nadie cuestiona nada, todos se sienten orgullosos por ser parte del “Modelo”. Se reciben fondos como producto de cosechas record de este poroto basura. Pero nadie analiza a costa de qué se consigue esto (Ej. el éxodo de comunidades rurales a los grandes centros urbanos; miles de personas que pasan a ser subsidiados o indigentes fuera de cualquier sistema).
La dependencia, la sumisión y el garroneo por obtener este Fondo Sojero, es total. Intendentes y gobernadores que viajan  a la Capital Federal (buscando una foto farandulera con carpetas bajo el brazo) para ser recibidos por Julio De Vido, o bien por Jorge “Coqui” Capitanich. Programas nacionales donde reinan las sospechas de los retornos y la sobrevaluación de las obras publicas que siempre vienen atados con un moñito a la necesidad y conveniencia del gobierno central. Groseros condicionamientos ó una alineación sin balanceo, como se quiera llamar.
Veneno y enfermedades.
Según el análisis de profesionales comprometidos con la salud de la población, la palabra “soja”, en lugar de representar riqueza y progreso, significa contaminación y enfermedades.
Poco tiene que ver con esas plantas inofensivas a la que la Presidenta llamó por cadena nacional “yuyito”.  Cultivos que necesitan de un combo como el glifosato, un herbicida de amplio espectro, no selectivo y que se utiliza para la matanza de hierbas. Este mismo está acompañado de la semilla transgénica de soja que es resistente al glifosato. Una semilla de soja genéticamente modificada posee un gen que le permite resistir a dicho herbicida en el proceso de fumigación.
Este veneno-herbicida para los campos no sólo es contaminante sino que además trae aparejado malformaciones genéticas y causa cáncer de distintos tipos. Además, casos de esterilidad, dermatitis, leucemia, etc. Vidas humanas que se pierden bajo la desprotección de un Estado cómplice al que solo le interesa contar con el dinero de las exportaciones.
Un panorama donde Argentina no muestra la fuerza de su autonomía; cada vez con más frecuencia vemos los alimentos transgénicos en las góndolas de los supermercados. Lejos muy lejos estamos de una soberanía alimentaria y de aquel País que alguna vez fue el “granero del mundo”. Vemos que se habla de soberanía solo con el tema Malvinas para una tribuna de aplaudidores rentados; pero mientras tanto de la Quiaca hasta Ushuaia la Soja puede avanzar sin problemas. La hipocresía y el doble discurso nos toma a todos por idiotas.
Hoy la superficie de la Argentina sojera esta explotada por unos 1200 pools de siembra. Desapareció la producción ganadera (una muestra de eso es que tenemos las mismas reses que a principio del siglo XX), se destruyó la actividad gracias a la soja. Se dio paso a los nuevos ricos sojeros, renovada oligarquía que destruye todo a su paso buscando una renta financiera incalculable.
Dice el periodista Jorge Rulli, “La soja es un cultivo a escala que tiende a una agricultura sin agricultores.  No se puede revertir esto. En un mar de soja no se puede vivir en el campo”. Por eso cuando se habla de industrializar la ruralidad (léase reventar las economías regionales) es responder a los intereses destructivos de Mosanto, Grobocopatel y todos los pools diseminados en Argentina. Capitales sojeros que bancan campañas políticas. Donde los partidos toman el modelo sojero como elemento de “desarrollo productivo, e indispensable para el crecimiento económico de cara al 2015”. Todos los que pueden llegar a la presidencia apoyan la destrucción de Argentina de la mano de la soja. Es manifiesta la complicidad con las corporaciones.  (Daniel Scioli, Sergio Massa, De la Sota, Mauricio Macri, Sergio Urribarri, etc.)
En definitiva, algunas de las consecuencias de estos procesos son: la desaparición de la agricultura familiar, la transformación del sector en una agricultura sin agricultores, la creciente dependencia del productor agropecuario de las transnacionales, y la pérdida de soberanía alimentaria (dejar de producir los alimentos básicos de consumo popular masivo).
Vuelvo a reiterar, “el Fondo Sojero está manchado de sangre”. Con la destrucción de vastas zonas productivas del país ahora se pretende ayudar a otros municipios de la Argentina. Así, se dibujan obras públicas, cooperativas fantasmas y emprendimientos productivos, en su gran mayoría a manos de “punteros políticos organizados”.

Quizás para revertir esto necesitemos más información, calidad educativa, docencia, una cuota de vergüenza y mucha solidaridad con nuestros compatriotas…para rechazar el dinero sucio. Es casi imposible imaginarse autoridades municipales de cualquier comuna de la Argentina oponiéndose con autonomía a este Fondo, cuando sabemos que la necesidad tiene cara de hereje. Estas partidas de dinero son especiales para los avaros y cómodos de siempre, que con tal de recibir algo, no ponen en tela de juicio el origen de esta basura teñida de corrupción y muerte.

Finalmente: ¿Será posible pensar que existe una chispa de dignidad en cada uno de nosotros para salvar la Nación, con gestos opuestos a esta soja destructiva?.
… La Justicia no se mendiga, se reclama. Todavía, estamos a tiempo.

(*)Rodolfo Fernández
Periodista
DNI: 14522093.

Lago Puelo. Chubut.










----------------------opina, comunícate con limite 42------------------http://www.limite42.com/p/comunicate.html

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video
LORENA MATZEN CANDIDATA POR CAMBIEMOS RÍO NEGRO EN EL BOLSÓN
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->