Home » » "SOMOS LA RESERVA MUNDIAL DE LA PASION"

"SOMOS LA RESERVA MUNDIAL DE LA PASION"

Reflexión  (*)

¿CON EL MUNDIAL EN ARGENTINA SE OLVIDAN DE TODO?



¡¿Quién dijo esa barbaridad CHE?!

Más bien nos acordamos de lo importante:

La previa:

Nos juntamos entre amigos o con la familia. No podemos ser hipócritas, nos juntamos con los que nos llevamos re contra bien. Con esos que nos bancan, que nos han visto llorar y con quienes no tendremos vergüenza de gritar, saltar, putear y retorcernos de dolor. Nos juntamos con quienes podremos saltar 10 minutos seguidos de alegría.

Nos tiemblan las manos, queremos ver nuestra bandera en el cielo.

Los abrazos son más fuertes desde unas horas antes… cada vez que nos cruzamos con alguien descargamos emociones. Compartimos. ¿Eso es olvidarse de ALGO? ¿O es acordarse de lo más importante?

Vamos al almacén del barrio, no era necesario pero hay que ocupar minutos en algo! Ahí nos cruzamos con gente que no conocemos o que vemos cada tanto sin saber quiénes son, nos encontramos y abrimos "mucho" los ojos, se nos resbalan las cosas de las manos y nos miramos con una sonrisa, nos entendemos, obviamente la TV está a todo volumen y cada vez que algún locutor alza la voz todos miramos nerviosos… faltan 6 horas para el partido, pero no vaya a ser que algún jugador ya esté en el campo!

En casa preparamos todo. Son 90 minutos en los que no puede faltar NADA.

Entre todos nos ocupamos que nadie tenga cosas para hacer: Desde la madre que recibe ayuda para terminar con los platos, la mesa y la barrida, pasando por el plomero que en ese horario niega cualquier laburo, hasta el gerente que permite que se cierren las puertas y todos compartan los 90 minutos de pasión… ni hablar de la Presidenta o el mismísimo Papa… cuando decimos que somos todos iguales, lo decimos de corazón!

Empieza:

Estamos todos atentos a lo mismo. Hay un silencio de película en todas partes.

Cantamos el himno con pasión y miramos a los ojos al que tenemos cerca porque esa persona está sintiendo lo mismo y lo sabemos, podemos compartir sin palabras todo lo que SOMOS.

Pausa: en uno de los partidos llegaba tarde, venía por la avenida con cientos de autos, todos nerviosos queriendo llegar a destino para ver el partido, pero empezaban a entrar los jugadores y estábamos ahí, todos, atorados en el tránsito… ¿alguien se enojó? PERO si estábamos todos en la misma, ¿saben lo que pasó': cuando empezó el himno todos subimos las radios de los autos con las ventanillas bien abiertas y nos pusimos a gritar el OHOHOHO desaforados, agitando lo que tuviéramos a mano, mirándonos… y tratando de no generar nada que atrase lo lento que avanzaba la cola de autos…

En cada momento del partido estamos juntos.

Si alguien se levanta para ir al baño, otro le relata el partido.

Si ves que no le emboca al vaso, lo ayudás. Todo es difícil cuando no sacas los ojos de la tele.
Respiramos juntos. Apretamos las manos.

Los chicos – los más chicos – no se sabe cómo, entienden… no se les ocurre preguntar “y ahora a qué jugamos”, saben que ya estamos “jugando”

No suena el teléfono, no entra un mail, nadie está haciendo las pavadas de esta vida moderna que nos separan de lo importante.

La abuela tiene el mejor asiento, los jóvenes están parados, la energía fluye y estamos ahí: juntos. Junto a todo un pueblo, mirando un juego que une.

Gritamos a la vez, cerramos los ojos a la vez. Respiramos profundo en la misma gambeta, esquivamos junto con la pelota al contrario, y cuando el arquero ataja, te juro que atajamos todos.


Este partido nos hace olvidar de las deudas, de las peleas con el vecino, de si eras oficialista u opositor, de si mañana lunes quizás te rajan del laburo, te olvidas del examen de la facultad, del plantón en el boliche, y del rayón que le hiciste al auto. Te olvidás por 90 minutos de las pestes, de las guerras, de lo injusta que es la realidad a veces, te olvidás del dolor de cabeza…

No más se te viene a la mente aquel amigo que se fue y que antes compartía con vos cada partido de la celeste y blanca. Te acordás del abuelo que se preparaba el mate y con su bufanda cabulera no respiraba ni pestañaba pegado a la radio – imaginando la magia – porque nunca se acostumbró a ver los partidos por la tele. Te acordás con quién estabas en cada mundial anterior de tu vida.

Ves a tus hijos gritar un gol y llorás. Llorás porque en esa imagen te das cuenta que lograste transmitirle la mejor herencia de todas: la pasión.

Si… nos olvidamos de muchas cosas los argentinos durante el mundial, pero no nos olvidamos de lo importante… en eso el mundo está un poco equivocado.

Y lo que recordamos es algo que no se quita… ni los fondos buitre ni los que tienen la escritura de las Malvinas han logrado robarnos lo realmente importante.

Somos la reserva mundial de la pasión: Vamos Argentina!!!


(*) Lic. Vanesa Vicente
Fundación por El Bien Común – Bariloche








----------------------opina, comunícate con limite 42------------------http://www.limite42.com/p/comunicate.html

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video
LORENA MATZEN CANDIDATA POR CAMBIEMOS RÍO NEGRO EN EL BOLSÓN
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->