Home » » WERETILNECK CON EL 53% ADELANTA UN NUEVO ESCENARIO POLÍTICO

WERETILNECK CON EL 53% ADELANTA UN NUEVO ESCENARIO POLÍTICO

LA REPÚBLICA DE RÍO NEGRO (*)


El 53% con el que Alberto Weretilneck ganó las elecciones del domingo adelanta un nuevo escenario para Río Negro: el de una provincia con recursos propios gobernada por un partido provincial, ajena al escenario nacional y alejada del modelo de conflicto administrado por el kirchnerismo. No podía haber otro destino para el gobierno nacional que la derrota, que llegó a la elección con una provincia partida en seis.

La abrumadora diferencia con que Alberto Weretilneck se impuso en los comicios rionegrinos asegurándose un nuevo período habla por sí sola. Ese casi 53% define su triunfo pero también adelanta un nuevo escenario, hijo de un momento diferente para estos argentinos del norte patagónico.

Desde la vuelta a la democracia, cuando Osvaldo Álvarez Guerrero subido al “Alfonsinazo” ganó con el 52,69%, no había registro de un resultado semejante. El radical entonces se impuso sobre una mítica figura del peronismo, el ex gobernador Mario Franco. Esta vez, Alberto Weretileck montado sobre una endeble estructura partidaria, con aportes varios, se impuso sobre el titular del PJ y jefe del bloque de senadores, Miguel Pichetto quien, curiosamente, tenía entre sus principales asesores a Jorge Franco, el hijo de aquel ex Gobernador.

Cualquiera con más años que lauros académicos podría afirmar que el voto del 83 se compuso con voluntades radicales, peronistas, socialistas, liberales, un abanico que se sumaba para salir del oscurantismo. Desde el pase a “disponibilidad” de 22 mil empleados públicos rionegrinos promulgado en los 20 días de ejercicio de gobierno de Carlos Soria, hasta las listas negras confeccionadas por el entonces Secretario General de la Gobernación Hugo Lastra, hombre de Pichetto, a  la reconciliación social ofrecida por el Gobernador Weretilneck, empuja a pensar que aquí también hubo peronistas, radicales, socialistas, aristas, el Frente Grande, agrupaciones vecinalistas, que se empeñaron en apartar a Río Negro del modelo de conflicto administrado por el kirchnerismo.

El conflicto de la fruticultura apenas fue el marco que conmovió más a los medios nacionales que, en cualquier caso, no podrían dimensionar la realidad humana que traduce el quiebre de las economías regionales. Le tocó pagar al senador Pichetto las facturas correspondientes a un modelo que privilegia los intereses de pampa húmeda con su concentración de votos que a la poco relevante fruticultura y sus despoblados padrones electorales.

En cualquier caso, pareciera que el domingo 14 de junio, la elección se polarizó entre dos oficialismos, uno nacional y otro provincial, legitimando una opción que relega a las minorías. Probablemente los ciudadanos estemos menos dispuestos a las propuestas y promesas que podrían llevar años y mucho más interesados en resolver la inmediatez. Para esto, son los oficialismos y su capacidad de “gestión”, los indicados. Fuera del universo del poder, la CC ARI y la UCR, sintieron el rigor y vivieron pobres derrotas.

Si recordamos que Alberto Weretilneck llegó al gobierno como extrapartidario en la fórmula del FpV,  y que asumió la gobernación luego de la muerte de Carlos Soria que apenas estuvo tres semanas al frente del gobierno, podemos decir, legítimamente que “Juntos Somos Río Negro” es un desprendimiento del FpV e incluso podríamos reafirmarlo en tanto que nadie podría poner en duda la pertenencia al PJ del compañero de fórmula, el viedmense Pedro Pesatti. Sin embargo, escaparíamos a la verdad.

El largo conflicto por el poder que se produjo a partir del 1º de enero de 2012 cuando el Soria fue asesinado por su mujer no se resolvió durante el velorio (cuando, pese que el pichetismo impulsara un llamado a elecciones que la propia CFK habría frustrado, los máximos dirigentes del oficialismo por fin acordaron respetar la Constitución rionegrina y consagraron a Weretilneck como Gobernador) sino que hubo un extenso período de casi tres años en los que el poder se disputó palmo a palmo.

Desde la primera etapa de 21 días con Carlos Soria, pasando por la segunda etapa en la que pichetistas y albertistas compartieron gabinete, hasta el quiebre de agosto de 2012, pasando por la obligada reconciliación a las que los sometió CFK durante los saqueos de diciembre de 2012 en Bariloche, hasta la muerte de Carlos Peralta, lugarteniente de Carlos Soria, titular de la legislatura provincial hasta junio de 2013 y sostén y garante peronista del gobierno de Weretilneck, las tribulaciones del oficialismo fueron incontables. La llegada de Pedro Pesatti, otro peronista incondicional del Gobernador, por fin le permitió una estabilidad que hasta allí no había tenido.

Desde agosto de 2014, el ejecutivo en manos de Alberto Weretilneck y el legislativo en manos de Pedro Pesatti, pusieron finalmente en marcha a un nuevo gobierno que pudo también, con la alegre billetera de la renovación de los contratos petroleros, elegir una sana distancia del Gobierno Nacional.

En diciembre de 2014, el senador Pichetto estaba 20 puntos arriba de su adversario el gobernador Weretilneck, que había coqueteado con la propuesta de Sergio Massa y si bien nunca concretaron el himeneo, sirvió para que el gobernador despegara del esquema K, con lo que el senador quedó más obligado que nunca a mostrarse como el alumno monitor del aula kirchnerista.

Si bien es cierto que visitas como las del ministro Héctor Timerman o el ministro Agustín Rossi no sumaron ni un cuarto de voto, el enorme despliegue de funcionarios del gabinete nacional, con Alicia Kirchner y Florencio Randazzo como estrellas, sumados al mismísimo Daniel Scioli, la presencia de Aníbal Fernández incluso en actos partidarios, Julio De Vido o hasta la elegante Karina Rabollini, que llegó a Bariloche a comunicar su firme acompañamiento al Senador, le dieron a la campaña de Pichetto una envergadura K que no dejó lugar a dudas.

Weretilneck, a quien apodan “El Brujo”, contó con recursos propios provenientes del petróleo y no escatimó en una campaña armada con profesionalismo. Pichetto descansó en las encuestas que le hacía su ex asesor rentado Raúl Aragón, una estrategia casera vertebrada en gacetillas de 20 párrafos y un cerrado conjunto de voces dispuestas a la confrontación más obscena.

Magdalena Odarda, senadora nacional, armó su fórmula con un radical y encabezó la sábana con dos radicales. Los tres, parte de un viejo esquema de poder de la UCR rionegrina que terminó de implosionar el domingo, lograron al menos retener dos bancas. Algo muy lejano de las pretensiones de esta abogada cordobesa que, como Pichetto, votan en la pequeña localidad de Sierra Grande aunque ambos mantengan sus viviendas en Viedma. Odarda tendrá que moverse con destreza para que pase inadvertido que su propuesta es apenas un sello que se nutre, como en este caso, de radicales que no encontraron mejores propuestas en su partido. O dicho en otros términos, que apenas puede ofrecer un Deportivo Odarda.

Río Negro tiene tres senadores, tres representantes provinciales que el domingo perdieron la elección. Algo no funciona bien en nuestras representaciones.

El radicalismo fue solo y llevó como candidato al ex gobernador Horacio Massaccesi, inteligente, formado, creativo, pero con una enorme imagen negativa. El partido que durante 28 años gobernó a Río Negro solo logró que ingresara una legisladora por el circuito Línea Sur, Soraya Yahuar que es la hermana de la intendente  de Los Menucos, Mabel Yahuar, que está en el cargo hace 16 años y fue reelecta con el 82,4 % de los votos. Una mirada optimista de la UCR les serviría para decidirse por bajar a tierra a la serie de dirigentes que como un pesado lastre, los mantienen con rumbo incierto. De otro modo mantendrán el sello y podrán alquilar sus comités para fiestas infantiles.

En el caso del PJ, que ni siquiera pudo sostener su piso histórico, la derrota implica un problema para CFK, porque no fue otro sino su jefe de bloque de senadores el derrotado.

También presenta un quiebre para la intendente de Bariloche  María Eugenia Martini, hija del vice ministro de Justicia Oscar Martini, hermana del senador bonaerense Luciano Martini, que hasta ayer competía en septiembre para renovar su cargo como Jefa Comunal, pero que ahora sería una osadía sin límites, una tarea suicida.La situación de Martín Soria, intendente de General Roca, hijo de Carlos, también se vuelve endeble. El 3 de mayo ganó su reelección por más del 70% de los votos  y ahora apenas pudo arrimarle un 44%. La lectura es para adentro del PJ que conduce Pichetto, porque Martín aspira a ser el candidato del 2019.

La campaña de Pichetto usó estilos del pasado. Operaciones periodísticas, difusión de encuestas inciertas, algún malltrato. En mitad del río decidió cambiar de monta y dejó el saco azul por una moderna campera y un gorrito, dejó el gesto adusto por unas amplísimas sonrisas e incluso se fotografió alzando niños. Dos semanas después, razonablemente, recuperó la compostura. Esta, como todas las decisiones que tomó, llegó tarde y mal.

El kirchnerismo, como en 2007, le acarició el lomo para la foto. Nada más. De hecho, la presidente Fernández de Kirchner bajó a visitarlo a Roca, epicentro de la producción frutícola, y lejos de poner paños fríos, azuzaron el conflicto de manera que el senador llegó al sufragio con la provincia partida en seis, con puentes y rutas cortadas por los productores.

A decir verdad, desde la semana anterior, Pichetto y los suyos sabían perfectamente cómo terminaba la película.

En la otra punta, Alberto Weretilneck promete gobernar para todos, con diálogo, apertura y acaricia el proyecto de un partido provincial que le permita a los rionegrinos buscar una felicidad sencilla, ajena al escenario nacional en el que después de todo, no representamos más votos que un barrio de la capital. (Fuente: Bastión Digital)

(*) Claudia Beltramino
Directora de Frecuencia VyP

Columnista de www.adnrionegro.com.ar



----------------------opina, comunícate con limite 42------------------http://www.limite42.com/p/comunicate.html

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video

“LA PRIMAVERA DE LA SOBERANÍA”. OTRA MOVILIZACIÓN EN LAGO ESCONDIDO

EN MARZO PASADO EXPEDICIONARIOS DE FIPCA FUERON RESCATADOS DE UNA TORMENTA  DE FRÍO Y LLUVIA  El pasado sábado 9 en instalaciones del I...

LEONES EN EL BOLSÓN
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->