Home » » MEDIO AÑO DE GESTIÓN DEL INTENDENTE POGLIANO

MEDIO AÑO DE GESTIÓN DEL INTENDENTE POGLIANO

Editorial

SIN DEMASIADAS OBRAS EL MANDATARIO CONSERVA AÚN LA CONFIANZA DE 
LA SOCIEDAD QUE LO VOTÓ
Los resueltos a ver en el intendente un gran gobierno municipal no son muchos. Sin embargo, otro sector sin demasiada bambolla señala que lleva un rumbo firme aunque lento para la reparación institucional y estructural del pueblo de El Bolsón. Otros, quizás los menos, prefieren callar y cercenar la gestión con muy mala crítica a poco de haber cumplido los seis meses de gestión. 

No obstante las posiciones, serán diferentes para cualquier función política asumida al gobierno municipal. De igual manera recibirían críticas primero, producto de las adversidades de gestiones anteriores; segundo, por el constante desequilibrio fiscal de la municipalidad que es histórico y coyuntural a la situación económica y financiera del estado.

Con millones de pesos en juicios al acecho contra las arcas del municipio y con las limitantes que la institución tiene por recursos coparticipables sin actualización poblacional, sumada la ineficiencia de gestiones anteriores en materia de administración pública. Queda la chance de buscar subsidios o créditos para el desarrollo con proyectos integrales y políticas de estado que reafirmen la confianza del actual gobierno.

El intendente Pogliano recibió una herencia, quizás la peor de los desmadres institucionales que en años se haya visto. El vaciamiento y el desorden administrativo sacado del cauce institucional ante la gran improvisación del “kaleuchismo”; ni cuando El Bolsón  en cuatro años supo tener casi una decena de intendentes décadas atrás, no son comparables con los últimos cuatros años de García, los más decadentes que se tengan memoria.

Ante esto, el intendente Bruno Pogliano del JSRN tiene la obligación de poner en regla sin pérdida de tiempo el diseño político prometido en campaña para su pueblo. Lleva seis meses en esta compleja gestión y más allá del déficit y el desbarajuste con la que asumió la municipalidad de El Bolsón, deberá demostrar que las prometidas políticas innovadoras con el acompañamiento incondicional del gobernador Weretilneck superarán el problema de presupuestos inventados durante años que produjeron los desfases económicos de esta municipalidad. Ahora este modelo político de Pogliano diseñado desde su sector político tiene que solicitar con firmeza que esos recursos prometidos no sufran otros seis meses de demoras.

 Hasta el momento, las decisiones políticas adoptadas repercuten en la masa contribuyente –la poca que paga- que sostiene con su pago puntual los aumentos de una tarifaria no definitiva que así todo no alcanzan ni para pagar el aguinaldo. Deberá sumar recursos de Nación y de Provincia para que los gastos no tengan el mismo destino de mantener los sueldos municipales, muchos de ellos indignos hasta hoy para una parte de la planta permanente.  

En este sentido los trabajadores, que son el sostén y la base de cualquier gobierno para la ejecución de obras y servicios, como empleados de áreas administrativas de la institución. Gran parte de los años cada mandato de gestión vivió con los conflictos permanentes por el reclamo de sus empleados.  

No cabe más la excusa de “la falta de recursos” que ha sido el impedimento para proyectar políticas de obras públicas y de servicios en pos del desarrollo urbano. El estado deberá negociar cómo a El Bolsón suben el monto coparticipable. 

Porque si no, seguirán las calles de tierras sin mantenimiento; calles sin asfaltar y otras pocas logradas en franco deterioro por trabajo no controlado; la falta de una red de agua sanitaria que consolide el servicio a todos los sectores y sin problemas. La falta de pluviales, la falta de cunetas, la falta de reparación de veredas, la falta de definiciones del Código de Planeamiento Urbano, la falta de control de obras particulares; la falta de viviendas, la falta de políticas de medio ambiente, el sistema eléctrico del pueblo, que en pleno centro, frente a la plaza Pagano, la oscuridad es como la de cualquier barrio, y unas cuantas cuentas más se suman al rosario de los grandes desafíos que Pogliano debe enfrentar hasta 2019.

La municipalidad de este bellísimo pueblo cordillerano desde hace años ha vivido con acciones de parches: en las calles, en los barrios, en el alumbrado, en los canales, en los caminos, en los sistemas de desagües y hasta el sueldo de los trabajadores, por decir algunos.

Se trata entonces de mejorar la performance con una planta política capaz de diseñar dentro de un equipo de hombres públicos soluciones definitivas para el pueblo. Se requiere responsabilidad y seriedad, para demostrar que existe de verdad un cambio para lo cual la mayoría de la población le otorgó confianza en las urnas para que Pogliano sea gobierno.

No siempre alcanza con el carácter firme del mandatario. Tampoco se trata de coraje decidido. Se trata de una inteligencia capaz de transformar la cultura del pueblo en materia de desarrollo, para lo cual se requieren decisiones políticas y determinaciones que resuelvan racionalmente el uso de los recursos, superando los escollos que nunca faltarán en las gestiones ante Provincia, y ante la Nación.

Se hace necesario ingresar al mundo global. Ahí donde existen organismos que otorgan  subsidios para municipios del subdesarrollo. Recursos que, manejados con criterio probablemente puedan resolver las gestiones de los próximo quinquenios.

Para ello es necesario conocer la gente del pueblo, a los viejos y a los nuevos pobladores; conocer sus problemas y su idiosincrasia, de propios y de aquellos que discrepan por deporte ideológico marchando y escrachando a todos los gobiernos por igual (aunque al modelo K, no).

No cabe detenerse a lidiar con los problemas irresueltos existentes de toda la vida y de todos los sectores porque en ello deviene la debilidad política. Debe haber una planta de técnicos y profesionales que hagan de este gobierno una entidad de futuro con capacidad y tenacidad, incorporando lo nuevo al desarrollo de pueblo, con ideas creativas y capacidad de gestión.

En definitiva, que la realidad no le tape a este gobierno como a otros lo verdaderamente importante de lo verdaderamente urgente porque esto último, emerge producto de las improvisaciones y la ineficacia gubernamental. 
(AM/Limite42)


----------------------opina, comunícate con limite 42------------------http://www.limite42.com/p/comunicate.html

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video

XIII FESTIVAL JAZZ INTERNACIONAL

XIII FESTIVAL JAZZ INTERNACIONAL
EL PRIMER MÉDICO PERMANENTE DE LA ZONA DE EL MANSO
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->