Home » » PATÉTICA REALIDAD DEL POPULISMO REPRESOR

PATÉTICA REALIDAD DEL POPULISMO REPRESOR

CORRELATO DE LA FICCIÓN Y LA REALIDAD DE VENEZUELA
Precisamente en estos días en televisión se están difundiendo los capítulos de la serie “El Comandante”, producción colombiana de Tv donde se recrea la vida de Hugo Chávez y mirando hoy los noticieros sobre los acontecimientos que ocurren en el país caribeño, me parecía estar viendo el relato cinematográfico que hizo el Director, de la asonada popular que vivió Venezuela en el 2002, donde el entonces presidente Chávez armó contramarchas, mandó a paramilitares a golpear y a los militares leales y a la policía a disparar contra la multitud; Lo mismo que ocurrre en estos días. (Por Rubén Lasagno)

Lo que ocurre en Venezuela no es efecto de la casualidad, sino de la causalidad. Por años hemos venido diciendo aquí, cuando aún Hugo Chávez vivía y se abrazaba entre millones de petrodólares con Néstor y Cristina, que el populismo exacerbado del déspota ex militar, terminaría con toda esperanza del pueblo venezolano. Murió él y volvió transformado en pajarito que le dice al oído del ex colectivero lo que debe hacer en el poder; y así les va.

Hay una paradoja tristemente célebre en el hermoso país que destruyeron Chávez y su sucesor “En Venezuela no hay papel higiénico ni para limpiar las cagadas de Maduro”, te dicen con ácida ironía algunos periodistas con quienes solemos intercambiar datos y visiones por la web. Venezuela está destruida de populismo corrupto y vive una dictadura propia de los países bananeros, donde inefables politiqueros de turno han sumido a la república de Venezuela en la peor de las miserias, luego de haber llegado a ser una de las reservas mundiales de petróleo.

En este momento, se difunde en Argentina la serie colombiana “EL Comandante”, que recrea la vida de Hugo Chávez y lo muestra con una sintonía rayana en la locura. El personaje, hábilmente encarnado por el actor colombiano Andrés Parra, el mismo que personificó a Pablo Escobar, rescata a un personaje cíclico desde su infancia, con gran ambición de poder, trepador, mentiroso, sagaz, con momentos de cierto mesianismo, orgulloso, bastante cobarde, autoritario, que nace como producto prácticamente casual, emergente del hartazgo de las bases populares del pueblo y resulta ser “una cura” peor que la propia enfermedad que sufría Venezuela.

En este momento la historia de “El Comandante” transita por los acontecimientos del 2002, cuando Chávez en el poder, es resistido por una corporación empresaria, militar y política que intenta sacarlo del poder con un golpe de estado fallido. De hecho lo logra circunstancialmente y luego vuelve a la presidencia, claro está que con más encono y pisando todas y cada una de sus promesas de campaña, las cabezas y las convicciones que decía tener. Pero este no es el tema ni pretendo hacer aquí un análisis que no viene al caso. El punto que deseo reflejar es la similitud entre aquellas imágenes de ficción que hoy se ven por la pantalla y lo que realmente pasa en las calles de Venezuela con la acción de un Maduro desbocado, sin rumbo, debilitado y encerrado en su propia ignorancia política, que no solo llevó a su pueblo a la destrucción social, sino a la marginación y a la muerte.


Cuando en el 2002 Chávez mandó a reprimir a las Fuerzas Armadas con munición de guerra a la calle, decidió balear al pueblo venezolano que avanzaba contra Miraflores y las imágenes paradigmáticas de la violencia que despliega el poder cuando ha perdido las palabras y la razón, se muestran en la serie colombiana, en el momento en que aparecen en los techos de los edificios francotiradores apostados con fusiles de alto poder y miras telescópicas, disparando contra las multitudes indefensas y desarmadas que marchaban por las calles de Caracas para protestar frente al palacio de gobierno.


Cuando dejé de ver la serie y retomé las imágenes de los noticieros nacionales, en el cual se pasaban imágenes actual de Venezuela, parecía un “adelanto” del próximo capítulo de El Comandante; un verdadero deja vú. Allí se acusaba a Maduro de enviar a fuerzas paramilitares a disparar contra las multitudes y hoy el diario Infobae muestra un “sniper” desde lo alto de un edificio, tirando con bala de guerra sobre mujeres, hombres y niños.

Una vergüenza más de este mundo donde las sociedades necesitan tocar fondo para salir del excremento en el que nos han sumergido los ladrones populistas, fascistas y genocidas, con que nos cruzó el destino a los latinoamericanos. No solo matan niños de hambre, al pueblo lo dejan en la miseria y se enriquecen obscenamente como los Kirchner, los Chávez, Castros o Maduros, sino que, cuando el agua les llega a cuello porque no tienen respuestas políticas para dar, deciden disparar contra su propio pueblo.

Basuras de la política que son errores, tumores, malformaciones de estas sociedades subdesarrolladas a las que pertenecemos. Algunas sociedades logramos deshacernos de esos cánceres por la vía del voto; en otros casos la naturaleza sabia nos libera de su existencia. Lo cierto es que hoy, la realidad y la ficción, se funden en la pantalla cuando hablamos de Venezuela; y el sufrimiento de nuestros hermanos caribeños ya ni siquiera pasa por las cárceles sucias y la demencial respuesta de los incapaces demagogos que están en el poder, que tratan de recluir las voces disidentes, sino que ahora también, usan balas contra la población.


Un horror que espero, sepan castigar convenientemente los venezolanos y repudiar los países de la región que no deben darle tregua a estos delincuentes cuando huyan del poder y pidan refugio para recluir su propia cobardía, porque no pueden enfrentar los mismos tribunales populares que ellos se encargaron de recrear para castigo de sus detractores. Espero que el mundo les quede chico, que no sepan ni tengan donde guarecerse y que la justicia (al menos una vez como corresponde) caiga sobre ellos, les haga pagar los desmanes cometidos y les quite el dinero que robaron en nombre de la democracia, la revolución y la izquierda y por medio del engaño y la mentira política. (Agencia OPI Santa Cruz)


----------------------opina, comunícate con limite 42------------------http://www.limite42.com/p/comunicate.html

.

Envia tu Noticia Foto Video

Envia tu Noticia Foto Video
EL PRIMER MÉDICO PERMANENTE DE LA ZONA DE EL MANSO
BOMBEROS VOLUNTARIOS INSISTEN POR LA ART
 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42º Paralelo de Noticias #Limite42 #ELBolson - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->