Home » » EL MUNDO CRISTIANO VIVIÓ ESTE DOMINGO DE JUNIO LA FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

EL MUNDO CRISTIANO VIVIÓ ESTE DOMINGO DE JUNIO LA FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Coronavirus

(*) "LA TRINIDAD ANUNCIA QUE DIOS NO ES EN SÍ MISMO SOLEDAD"

(L42°) El Bolsón 07/06/2020.- La escultura reproducida en esta imagen, “La Trinidad Misericordiosa”, nos remite al modo Trinitario de Dios en su relación con el ser humano: El Padre, en el círculo de la derecha, es Aquel que se arrodilla ante nosotros, nos acoge y nos abraza, escucha nuestras súplicas y nos sostiene; en el círculo de la izquierda, está el Hijo, que, asumiendo nuestra frágil condición, viene y se nos manifiesta, en el servicio al prójimo, besando los pies por su inmenso amor; encima, está el Espíritu Santo, que nos da calor, abre nuestros ojos y nos enseña nuestra actual misión como cristianos en medio del mundo. Un Padre apasionado por la vida, El Hijo entregado al servicio humilde, Un espíritu dinamizador de la hospitalidad que hace justicia a los pobres. 

En el centro, hay una figura humana, representándonos a todos nosotros, que, con nuestras fragilidades y miserias, nuestros problemas y limitaciones, somos siempre cuidados y envueltos por el Amor. Entrar en ese amor con el que somos amados, aprendiendo el amor con el que tenemos que amar.  La mejor noticia que podía recibir la creación es que Dios no puede apartarle de su amor. Los cristianos tenemos aquí una invitación a “madurar una espiritualidad de la solidaridad global que brota del misterio de la Trinidad” (Papa Francisco), y a ofrecer al mundo esta maravillosa comprensión de nuestra identidad humana entrelazada con toda la Creación.


FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD  

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Vivir lo que se nombra. amar con el amor con el que soy amado.

Vivir lo que rezamos y creemos. Entrar en ese amor con el que hemos sido amados. Aprender a amar permaneciendo en el tejido Divino de la unidad del amor. Fiesta de la Trinidad: anuncio que Dios no es en sí mismo soledad, sino comunión, vínculo, abrazo, donación gratuita. 

Un amor que nos alcanza y nos libera y nos hace caminar en nuevos impulsos de amor, porque Dios no hace otra cosa más que amar y nos entusiasma para encontrar nuevas formas de amar. El mundo está seguro porque es amado. Siempre. Eternamente. Los cristianos no son los que aman a Dios, son los que creen que Dios los ama. No se entra en el misterio de Dios por la fuerza de la deducción lógica, sino por la gracia del encuentro amoroso. Hay que entrar en ese tejido de amor en el que respiramos y se nos ha entregado en la vida de Jesús. El amor respeta las diferencias y nos unifica en el nosotros. 

Sólo el amor abre el cielo para comprender, y creyendo vivamos mejor, y creyendo amemos, agradeciendo el amor del nos ha querido, porque así se aprende a amar. Cuando hablamos de estas cosas las noches de las incertidumbres se iluminan. Dios está en el mundo, aquí, ahora, con mucho amor. Y recordar estas palabras en cada despertar, en cada dificultad, cada vez que nos desanimamos y oscurece el horizonte de la vida, esto nos hace renacer. Quien se ha encontrado con Jesús, se  ha encontrado con Dios. 

En Él sabemos cuánto nos ama Dios. “Tanto amó Dios al mundo, que entregó a  su Hijo único, para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna” (Jn.3, 16). No se entra con una adhesión mental a determinadas creencias, ni siquiera con una voluntad moral determinada, sino con la comprensión de quienes somos. Soy amado, antes que nada y siempre. Así creer en Jesús, el enviado, es abrir nuestro corazón y nuestra mirada a reconocer que todos somos amados en ese mismo amor. 

“El que no cree ya está juzgado, por no creer en el Hijo único de Dios” (Jn.3, 18). Vivir con la sabiduría de Jesús, de que el Padre cuida este mundo, lo sostiene y conserva, este mundo y yo, cada buen pensamiento, cada esfuerzo generoso, cada paciencia dolorosa; ni un cabello de tu cabeza se perderá, ni un gesto de amor de tu vida desaparecerá. Vivir confiados en Aquel que confía en nosotros. Vivir serenos porque somos amados. El Dios de Jesús en el que creemos solo puede Salvar porque es una historia de amor, no es una esperanza que dependa de nosotros, sino un hecho seguro y adquirido: Dios ha asumido al mundo consigo mismo, y el mundo está dentro de Él, y se llama Jesús. 
 
En cambio el dios creado por nosotros es siempre un ídolo, un dios sin Jesús es una creación de la mente. Sin duda es un Misterio con muchas formas de expresión. Y más allá de las circunstancias existenciales que nos ofrece la vida y que nuestra mente toma por reales y decisivas, ese Misterio sigue siendo desbordante. Solo se puede vivir lo que se cree. Las palabras no alcanzan. Todo lo que podamos decir siempre será poco. Con la fiesta de la Santísima Trinidad no celebramos una fiesta dedicada a Dios; celebramos que Dios es una fiesta todos los días, y que hay que hacer que esa fiesta llegue a todos en más humanidad y fraternidad, menos desigualdad y pobrezas, mas alegría y comunión.  

Trinidad es el rostro con el que Dios se ha revelado a sí mismo, no desde lo alto de un trono, sino caminando con la humanidad. Es Jesús quien nos ha revelado al Padre y quien se hace presente en el Espíritu Santo. Este misterio abraza toda nuestra vida y todo nuestro ser cristiano. Se nos llama a ser misterio de comunión, a ser siempre una Iglesia comunidad hospitalaria, donde toda persona, especialmente pobre y marginada, pueda encontrar acogida y sentirse hija de Dios, querida y amada. ¿Dónde estoy en la comprensión de que soy amado por Dios? ¿Vivo el amor que soy?

(*) F. Jorge Peixoto - OFM
Nuestra Señora de Luján | El Bolsón R.N.

COMPARTIR ARTÍCULO

COVID-19 EN EL BOLSÓN / DATOS

#FALLECIMIENTOS

ARTÍCULOS EN LÍMITE 42

 
Support : AmPmFm
Copyright © 2013. LIMITE42.COM Paralelo de Noticias #Limite42 @Limite42 - All Rights Reserved
Para publicitar en este sitio, enviar mensaje 0294 154351535 o por mail a andamorales55@gmail.com
si necesita que eliminemos algun post o derecho a replica, escribanos citando el post en cuestion. Limite42 powered by Blogger
-->